Natalia Yomara, voleibolista por 30 años, detalla cómo superó los insoportables dolores de una artrosis de rodilla que la obligó a abandonar su deporte, pero que gracias a la terapia celular alogénica desarrollada por Cell for Cell pudo volver a su gran pasión. 

Comparte esta noticia!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp