Apple registró una patente para fabricar tejidos inteligentes que les permitiría transferir información a sus distintos dispositivos móviles. En Chile, una empresa lanzará suelas calefaccionadas que funcionan a través de un control remoto y guantes, también calefaccionados y que fueron principalmente solicitados por motociclistas y servicio de delivery. La innovación tecnología se toma la industria de la ropa.

En 1986, la marca alemana Puma hizo historia. Con el lanzamiento de sus zapatillas RS-Computer, fue la primera firma de indumentaria y calzado deportivo en insertar tecnología a uno de sus productos. Su modelo permitía medir velocidad, ritmo y el uso calórico por parte de los usuarios. En un mundo sin teléfonos inteligentes ni computadoras en todas las casas, los datos podían ser leídos únicamente por una Apple IIe o una consola Commodore 64. La empresa, sin duda, fue visionaria y la tendencia hoy en día solamente va al alza. El mundo de las smart clothes, o ropa inteligente, se instaló en el mercado y, dado el avance del COVID-19 en el mundo, se espera que el área crezca en los próximos años.

En este tiempo, las marcas han mantenido su contacto con las firmas tecnológicas, como la chaqueta Proyecto Jacquard que lanzó Levi’s con Google en 2019. Su diseño está orientado a ciclistas y permite realizar una serie de acciones con un brazalete interactivo, desde capturar selfies remotas con el teléfono, hablar con el asistente de Google desde el puño de la chaqueta y notificaciones de mensajes a través de luces de colores, entre otras características. Antes de eso, en 2015, Ralph Lauren había ya lanzado en colaboración de OmSignal su polera biométrica, que permitía medir pulsaciones cardíacas y respiración del usuario a través de un tejido inteligente con sensores integrados.

Y cada vez son más. La semana pasada se dio a conocer que Apple registró una patente para fabricar tejidos inteligentes y que les permitiría transferir información a sus distintos dispositivos móviles. Según se muestra en el documento presentado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, su invención podría incluso aplicarse desde ya a nuevos modelos de su Apple Watch a través de las correas del reloj. Pero la empresa ha incorporando desde hace años soluciones inteligentes para formar un ecosistema con la indumentaria. En 2006 lanzaron su Nike+iPod, con el que se podía medir la distancia y el ritmo de avance de los usuarios según un acelerómetro que se instalaba en la zapatilla y que funcionaba con iPod y iPhone.

Fuente: La Tercera 2 de marzo 2021

Comparte esta noticia!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp