El fondo de inversión Zentynel Frontier Investments entró a la propiedad accionaria de la startup sueca Learning to Sleep, un proyecto que en los últimos años levantó capitales de la Unión Europea y que fue desarrollado para mejorar el acceso y la efectividad de las terapias para tratar el insomnio.

Esta es la primera inversión realizada por Zentynel, un fondo de capital de riesgo impulsado por la Fundación Ciencia y Vida y Endurance Investments creado para apoyar proyectos de base biotecnológica con potencial de impactar en mercados globales.
”Esta inversión permitirá llevar la terapia digital no solo a los mercados europeos y norteamericano, sino también al latinoamericano”, explica el director de Negocios de la entidad científica chilena, Cristián Hernández.

La startup sueca Learning to Sleep desarrolló una terapia digital que ha demostrado tener resultados superiores a las soluciones actualmente disponibles. Su efectividad es de más de un 90%, es decir, cura a nueve de cada diez pacientes, cifras que superan la de la terapia cognitiva-conductual presencial o los fármacos, que oscilan entre un 60% y un 10%, respectivamente.

La app que combina el monitoreo, registro, control y facilidad de comunicación de una aplicación de celular, con la escalabilidad de las tecnologías de la información para entregar una terapia efectiva a través de un terapeuta que está entrenado para hacerlo.
No obstante, no se trata de una aplicación de libre disposición, ya que se prescribe bajo receta médica y es financiado por el sistema público de salud de Suecia, para lo que fue aprobado por agencias regulatorias de ese país.

En este marco, la inversión por parte del fondo chileno se dio en el contexto de una ronda especial de la compañía, previo a su salida a bolsa. ”Es la primera empresa de salud digital en la que estamos invirtiendo. Nuestro objetivo es apoyar su expansión a los mercados globales”, añade Hernández.

”Es una manera muy barata y eficaz de multiplicar apoyo psicológico a una fracción de la población que tiene problemas serios para dormir, y que si se lleva a una escala global, son miles de millones de personas” añade el general partner de Endurance, Pablo Fernández.

La Organización Mundial de la Salud considera el insomnio como el trastorno del sueño más frecuente: lo define como la dificultad para conciliar o mantener este estado, o la dificultad para lograr un descanso reparador. Se calcula que hasta el 30% de la población podría sufrir la condición en el transcurso de un año, con impactos que en el largo plazo se relacionan con el desarrollo de enfermedades como depresión, hipertensión arterial, diabetes y cáncer.
Algunas de sus causas más frecuentes son el estrés o eventos traumáticos, aunque también puede ser consecuencia del uso de medicamentos o de sufrir otras patologías.

Plan de inversiones

La inversión en Learning to Sleep incluye asesoría de Zentynel para acelerar su proceso de expansión. ”Nos convencimos de que era una inversión que valía la pena, no solo para que la tecnología pueda exportarse al resto de Europa, sino también traerla a Sudamérica. Y juntos, los fondos chilenos y europeo, más los ejecutivos de la startup, planificar su penetración en el mercado norteamericano. De esta manera, vamos a diseñar la estrategia de entrada, registro y venta de la tecnología en Estados Unidos”, indica Cristián Hernández, quien añade que suscribieron la ronda en conjunto con Pathena Investments, un fondo europeo especializado en tecnología en salud y terapias digitales.

Una estimación financiera de Statista, calculó en US$ 432 billones el tamaño del ”mercado del sueño” a nivel global en 2019, pero este podría alcanzar los US$ 585 billones en 2024. MarketData, en tanto, precisa que solo el mercado norteamericano supera los US$ 30 billones. Según el representante de la Fundación Ciencia y Vida, los mercados de países desarrollados disponen de mayores recursos para tratar patologías de salud mental, como lo es el insomnio.

”Hemos diseñado un plan en etapas de avance geográfico. El riesgo tecnológico, es decir, que la terapia no funcione, es muy bajo, y los esfuerzos para la expansión tienen que ver con la traducción de los materiales, las guías y el entrenamiento del terapeuta que está al otro lado de la App. Que sea un ser humano el que te enseña, te habla y te enseña a dormir, dando soporte al paciente, es el factor que hace la diferencia y se traduce en los resultados que vemos”, expone Roberto Loehnert, socio fundador de Endurance Investments.

Fuente: Diario Financiero

Comparte esta noticia!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp